Nosotros

¿Quiénes somos?

La casa de la miel es una pequeña empresa familiar situada en Albacete capital. Nuestras abejas tienen lo mejor del campo y lo mejor de la ciudad.

El inicio de nuestra historia

Llevamos 13 años dedicados a la venta de miel y productos de la colmena. Nuestra historia rodeados de abejas y miel empieza mucho antes.

Mi nombre es Álvaro y ahora me toca a mi el relevo familiar y cuidar de esas abejas que tanto nos dan y son parte de la familia.

En realidad hay dos historias distintas que se unen en un punto, el verano del 2006.
Por un lado está la historia de la familia y por otro, la historia de La Casa de la Miel.

Historia familiar

La tradición apícola viene de algunas generaciones atrás, por lo que mi padre ha visto abejas desde bien pequeño y una tradición que siguió conmigo.

Por eso en mis recuerdos siempre están presentes las colmenas y la miel.

La vocación de mi padre por las abejas y la miel, casi sin querer pasó a mi madre. Después de pensarlo y darle muchas vueltas, mi madre formó su explotación apícola allá por el año 1994, casi nada!

 

Tener colmenas y vender su propia miel, le creó la necesidad de ir más allá y querer vender su miel de una manera más «formal».

En el año 2006 surgió la oportunidad de negocio, un traspaso, de una tienda llamada La Casa de la Miel, era el deseo de hacía muchos años, que por fin se hacía realidad.

Tradición y tecnología

¡Y queda la última parte de esta historia!

Contar lo que hacemos aquí y cómo cuidamos a nuestras abejas.

Estamos aquí porque es parte de nosotros, porque tenemos la necesidad de vender un producto artesano de calidad con innumerables beneficios y porque al dedicarnos exclusivamente a nuestro negocio crecemos día a día.

Y tú también puedes ser parte de nuestro enjambre. ¿Te unes?