Quiénes somos

La Casa de la Miel a fondo

Pequeña, pequeñísima empresa (mi madre, la vocación de mi padre y yo mismo), situada en Albacete capital, donde llevamos 11 años dedicados a la venta de miel y productos de la colmena. Pero nuestra historia rodeados de abejas y miel empieza mucho antes.

Vista panorámica de la tienda

Presentación oficial

Hola soy Álvaro, tengo 26 años y hace 2 años en los que estoy enÁlvaro cogiendo una bolsa para meter un bote de miel la empresa familiar oficialmente. Anteriormente siempre había ayudado y había estado presente, pero no de la forma en la que estoy ahora. Vengo de trabajar en muchos sitios (Alcampo, Leroy Merlin, Vending), todos relacionados con la venta y relación directa con clientes, algo que me apasiona. Hoy os contaré de donde venimos, como se fundo esta empresa, y que es lo que demonios hacemos aquí.

El inicio de nuestra historia

En realidad hay dos historias distintas que se unen en un punto, el verano del 2006. Por un lado esta la historia de mi familia y por el otro la historia de La Casa de la Miel. Intentaré resumirlas al máximo.

La historia de mi familia paterna y la apicultura viene de algunas generaciones atrás, por lo que mi padre ha visto abejas desde bien pequeño, una tradición que siguió conmigo. Por eso en mis recuerdos siempre están presentes las colmenas y la miel. Si no conocen a ningún apicultor, estos tienen una enfermedad que yo denomino Síndrome del Apicultor (muy ingenioso por mi parte) consiste en que vayas donde vayas y veas unas cuantas flores o un terreno en el monte, dices aquí estarían muy bien las colmenas, podíamos buscarnos un sitio.

Bueno que me lío, como os contaba la vocación de mi padre por las abejas, sin querer se paso a mi madre. Después de pensarlo mucho y darle muchas vueltas, mi madre formo su explotación apícola allá por el año 1994, casi nada. Tener colmenas y la venta de su propia miel, le creó la necesidad de ir más allá y querer vender su miel de una forma más “formal”. En el año 2006 surgió la oportunidad de negocio, un traspaso, de una tienda llamada La Casa de la Miel, este era el deseo de hacía muchos años, que por fin se hacía realidad.

La Casa de la Miel

Fachada de La Casa de la Miel antiguaLa tienda comenzó allá por los años 90, casi nada. Un matrimonio Miguel y Paqui, se encaminaron a la aventura del pequeño comerciante. Miguel había tenido colmenas desde muy joven pero él compaginaba lo que realmente era su pasión con otros trabajos que le servían para ganarse la vida. Tras mucho esfuerzo, horas y trabajo duro, pudo dejar atrás todo lo que no tenía que ver con abejas y dedicarse exclusivamente a la producción y venta de miel, que era lo que siempre había querido. Y le fue muy bien, ya que consiguió jubilarse haciendo eso. A día de hoy con 74 años aún tiene colmenas y disfruta de ellas como el primer día.

¿Qué hacemos aquí?

Queda la última parte de está historia, contar lo que hacemos aquí, seguramente después de leer lo anterior podrían responder a esto mejor que yo.

Creo que es simple, estamos aquí porque es parte de nosotros, porque tenemos la necesidad de vender un producto artesano de una calidad envidiable con innumerables beneficios, porque al dedicarnos exclusivamente a nuestro negocio crecemos cada día como personas.

Para terminar deciros que tenéis un formulario de contacto, donde podéis mandarnos consultas, dudas, preguntas, lo que queráis, estaremos detrás de la pantalla intentando daros la mejor respuesta.